Terapia magnética pulsada

Las enfermedades tumorales tiene su origen en un nivel extremadamente bajo de energía en el interior de la célula siendo ello lo que provoca un funcionamiento metabólico erróneo, la posibilidad de muerte celular y, como respuesta, la multiplicación desenfrenada para sobrevivir. Panos T. Pappas, sostiene esta afirmación con los casos tratados con el Papimi. El Papimi aumenta la potencia transmembrana de las células hacia un estado saludable en el que las células cancerígenas consideran “innecesario” dividirse para sobrevivir al tiempo que mejoran el funcionamiento del sistema inmune.

Panos T. Pappas ha concentrado sus esfuerzos en los efectos químicos y biológicos producidos por los pulsos iónicos inducidos. La Papimi no aplica ningún tipo de corriente eléctrica sobre el cuerpo; la energía es “inducida” por un operador que maneja la sonda del dispositivo sobre la zona afectada sin que exista contacto físico. Tras diez años de estudios sobre el comportamiento bioeléctrico celular Pappas ha concluido como decimos que los tumores se deben a un estado extremamente bajo de energía celular que provoca una cadena de funcionamientos defectuosos específicos de la célula y un estado general de isquemia en el organismo. A nivel biológico la respuesta a la crisis es la reproducción celular. La crisis de un área más pequeña de células se difunde o se extiende a un área más amplia debido al principio más básico y fundamental de la Física: el principio de la conservación de energía y el principio de conservación de la materia.

Cuando un tumor reclama energía y nutrientes esa inanición se transmite a las células adyacentes que sufren para conseguir oxigenarse y nutrirse de forma adecuada con lo que su metabolismo comienza a resentirse. Y eso puede causar una pérdida en cascada de energía y nutrición. La crisis de baja energía celular es pues, la que inicia la cadena de reacciones que acaban provocando la situación patológica que conocemos como cáncer.

Terapia magnetica pulsada

Campos Magnéticos Pulsados con PAPIMI, para restaurar la carga bioeléctrica de las célula

Partiendo de los planteamientos anteriores las principales cualidades de la terapia magnética pulsada en el tratamiento del cáncer:

  • Detiene la proliferación celular al proporcionar energía eléctrica y magnética al organismo. La energía se dirige a todas las células y particularmente a las células tumorales sedientas de energía.

  • Refuerza el sistema inmune lo que permite la extinción de las células cancerosas. También refuerza otras funciones vitales del cuerpo como la del hígado, la pulmonar, la del riñón, la circulación sanguínea y linfática, y otras que pueden sostener o reforzar el metabolismo en general.

Si necesita alguna aclaración o tiene alguna duda, rellene nuestro formulario pulsando en el botón de debajo o escribanos a info@biomedicenter.com

Tengo una pregunta