Dieta Budwig, nutrición sana y equilibrada2018-11-15T19:03:58+00:00
Dieta Budwig

¿QUÉ ES LA DIETA BUDWIG?

La nutrición es un factor muy importante tanto en los pacientes que padecen cáncer como enfermedades degenerativas. Una mala alimentación puede provocar diferentes tipos de enfermedades, el caso más común es la anemia pero una mala nutrición de manera continuada puede desencadenar en enfermedades más graves. Por contrario una alimentación equilibrada y adecuada puede ayudar a regular nuestro organismo, restaurar el sistema inmunitario, mejorar la oxigenación celular y evitar la oxidación.

En Clínica Biomedic empleamos la dieta Budwig por sus propiedades oxigenantes, esta particularidad la convierte en la dieta más efectiva en los tratamientos tanto del cáncer como de enfermedades degenerativas.

Esta dieta no solo está indicada para enfermos de cáncer sino también aquellos que tienen enfermedades pancreáticas, hepáticas y de la vesícula biliar.

RECETAS BÁSICAS DE LA DIETA BUDWIG

Dentro de la dieta el aspecto más importante es la mezcla o crema Budwig y el muesli, a continuación detallamos las recetas de ambas opciones

CREMA DE ACEITE DE LINAZA

Dieta budwig, recetas básicas

  • 1-2 cucharadas de aceite de linaza

  • 3 cucharadas de leche

  • 100 grs. de cuajada, requesón o yogur natural

  • 1 cucharadita de miel pura o cruda

COMO PREPARAR ESTA RECETA (indicada para una o dos personas)

  • Primero mezcla la miel, la leche y el aceite de linaza, preferiblemente con una batidora para conseguir una textura homogénea.
  • Añadir poco a poco la cuajada, el requesón o el yogur dependiente del ingrediente que haya elegido. Mezcle hasta obtener una textura cremosa, sin grumos y sin burbujas.
  • Si el resultado es una crema demasiado espesa puede añadir un poco más de leche para suavizar la mezcla.

De manera opcional y para mejorar la crema, puede agregar cubitos de fruta como platano o banana, un poco de zumo de limón o incluso zumo de naranja. Si prefiere frutos secos recomendamos añadir nueces, canela o almendras crudas, siempre de procedencia natural y de cultivos orgánicos.

MUESLI DE LA DRA. BUDWIG

Dieta budwig, recetas básicas

  • 1-2 cucharadas de aceite de linaza

  • 3 cucharadas de leche

  • 100 grs. de cuajada, requesón o yogur natural

  • 1 cucharadita de miel pura o cruda

  • 2 cucharadas de semillas de linaza molidas

  • 3 cucharadas de frutas en dados, se recomienda fruta de temporada y de cultivos ecológicos.

  • Puede añadir también almendras o nueces troceadas o molidas

PREPARACIÓN DEL MUESLI DE LA DRA. BUDWIG (indicada para una o dos personas)

Antes de comenzar debemos tener preparado previamente la crema, siguiendo los pasos que pueden ver en la receta anterior. Una vez la crema preparada, puede comenza con el muesli siguiendo estos pasos:

  • Necesitamos un bol de cristal grande transparente para poder comprobar que añadimos en cada momento.
  • En primer lugar vierta en el bol las semillas de lino molidas y agregue los trozos de fruta que haya seleccionado.
  • A continuación añadimos la crema que previamente hemos preparado sobre ambos ingredientes.
  • Después añadimos otros trozos de fruta y los frutos secos.
  • Si el muesli no es lo suficiente dulce por el tipo de fruta que haya elegido, puede agregar un poco más de miel (una cucharada será suficiente).

¿Tiene alguna duda sobre esta dieta?

Llamenos al (+34) 952 368 148

o escribanos a info@biomedicenter.net

O si lo desea puede rellenar nuestro formulario de consultas, nuestros especialistas analizaran sus dudas y aclararan todas sus preguntas.

También puede concertar una cita para acudir a nuestra clinica de Málaga:

Calle Huescar, 5. 1º. L-11

I accept Privacy policy

PROPIEDADES DE LOS INGREDIENTES DE LA DIETA BUDWIG

Estas son las propiedades de los principales ingredientes que se emplean tanto en la crema Budwig como en el muesli:

  • Semillas de lino molinas: que para tener todas sus propiedades han de ser molidas justo antes de su consumo. Se trata de un elemento rico en ácidos grasos poliinsaturados omega 3 y 6, esenciales para la respiración celular, ya que hacen que funcione la membrana celular adecuadamente.

  • El aceite de linaza: que tiene la misión de aportar no solo más omega 3 y 6 sino ser fuente de lignanos frescos fundamentales para estimular la desintoxicación celular y la limpieza de las toxinas presentes en las células sanas y sobre todo en las tumorales.

  • El requesón o cuajada: cuya función es servir de conductor de los ácidos grasos para penetrar la membrana celular y reactivar la función de la respiración celular. Además el requesón (queso cottage en Estados Unidos o quark en el norte de Europa) se mezcla a la perfección con el aceite y la semilla de lino.

  • Leche: tenemos que usar leche ecológica, preferiblemente leche de cabra, que es la que el cuerpo humano puede asimilar mejor que otras. La leche de cabra tiene propiedades antiinflamatorias y es la leche más similar a la leche materna debido a su composición química.

    Necesitamos evitar, en la medida de lo posible, las hormonas y posibles toxinas que puedan existir en algunos tipos de la leche como la de vaca, sobre todo en casos como el cáncer.

    En ciertos tipos de cáncer, como el pecho y la próstata, no es recomendable consumir productos lácteos y leche de soja, por lo que en este caso, use leche de avena, almendra o coco.

    La leche de avena, de almendra o la de coco también una buena opción para aquellos que quieren perder peso, ya que tiene menos grasa. Incluso para las personas que son intolerantes a la lactosa pueden asimilar la leche de cabra más fácil y tiene un mayor valor nutricional. Contiene buenos niveles de calcio para preservar nuestros huesos. Es hipoalergénico. Puede estimular nuestro sistema inmunológico y de alto valor nutritivo y contiene una baja toxicidad.

    En el caso de los intolerantes a la lactosa, existen en el mercado marcas que no contienen lactosa.

  • Yogur: lo mismo explicado anteriormente sobre la leche se puede aplicar al yogur. En general, regula la flora intestinal y puede reducir el colesterol. También puede prevenir la diarrea, proteger nuestro estómago contra la bacteria Helicobacter pylori y tiene un efecto de protección para la mucosa gástrica.

    Puede ayudar en algunos tipos de alergia y a la perdida de peso. Reduce el riesgo de tener diabetes e infecciones vaginales. Es una fuente de vitaminas y probióticos y es bueno para la regeneración de la piel y el cuerpo.

  • Miel: tiene múltiples propiedades, como la regulación de la glucosa en la sangre, puede reducir el estrés metabólico, ayuda a la función cerebral, promueve el sueño y el descanso, minimiza las alergias, podemos tratar heridas, quemaduras y úlceras, regula el ciclo del período, trata el estreñimiento y estimula el sistema inmunológico.

Las sinergias conseguidas con los componentes de la mezcla Budwig están más que demostradas, sobre todo, al ayudar a las células a conseguir la energía necesaria para sus procesos. Todo ello gracias a su poder penetrante dentro de la células cancerígenas para restaurar la normalidad en ellas.

Por supuesto la dieta y el estilo de vida son elementos básicos pero no suficientes para tratar una enfermedad tan compleja como el cáncer, desde el punto de vista integrativo se han de combinar estás técnicas con tratamientos médicos convencionales y complementarios para conseguir resultados más duraderos y efectivos.

Consultas y preguntas sobre la dieta Budwig o nutrición

Pulse en el botón que aparece a continuación y accederá a nuestra área de consultas, en ellas podrá exponer todas las dudas y preguntas que necesite que le resolvamos.

Acceder al área de consultas