La hipertermia o hipertermia local profunda como complemento a su tratamiento, mejora notablemente los resultados.

Antecedentes de la Hipertermia

hipertermia, hipertermia local profunda

El interés por la Hipertermia Local Profunda antitumoral como tratamiento complementario ha ido creciendo en estos últimos años, sobre todo en oncología ya que se ha demostrado que, los fármacos comúnmente utilizados en la terapia tumoral llegan a ser más efectivos con dosis más reducidas si se suministran junto con la aplicación de la Hipertermia. La ventaja que se obtiene es que la sustancias citotóxicas y la radioterapia, que comúnmente producen muchos efectos secundarios, pueden ser usadas más fácilmente, con menos efectos colaterales y una evidente mejora en la calidad de vida del paciente oncológico. Los 11 años de aplicación de esta orientación terapéutica que usa la combinación de hipertermia junto con radioterapia y/o quimioterapia, avalan la seguridad y la conveniencia de dichas combinaciones al reducir los efectos adversos de estas últimas.

El desarrollo tecnológico ha propiciado la producción de aparatos productores de calor, que pueden usarse según el tipo de enfermedad, tales como: micro-ondas, calentadores perfusionales extracorpóreos y sondas endocavitales, siendo la técnica de hipertermia local profunda por radiofrecuencia la más novedosa y efectiva de cuantas las han precedido.

Efecto coadyugante hipertermia, hipertermia local profunda

Quiere decir que es un tipo de tratamiento tumoral complementario que potencia los efectos positivos de otras terapias principales. La hipertermia, concretamente la Local Profunda, es una técnica válida para potenciar otras terapias (inmunológicas, químicas, radiantes y quirúrgicas) y permite en algunos casos la regresión del tumor, en muchos casos una parada de la enfermedad durante temporadas más o menos largas, y en la inmensa mayoría de los casos una mejor calidad de vida y mayor supervivencia.

La hipertermia o hipertermia local profunda, una ventaja adicional

Que se encuentra en el hecho que la reacción inmunitaria del enfermo tumoral, normalmente deprimida por su propia condición como por las terapias convencionales aplicadas, se potencia por la hipertermia al imitar el mecanismo de defensa fisiológica correspondiente a la acción de la fiebre , que provoca la liberación de sustancias inmuno-regularorias (citoquinas), las cuales en la mayor parte de los casos, tienen un efecto protector para el organismo enfermo. Finalmente no hay que olvidar que, en la fase pre-operatoria, la aplicación de hipertermia, debido a la reducción de la masa tumoral, facilita el trabajo del cirujano, incluso en los casos que en una primera evaluación se consideraban inoperables.

Pueden visitar también nuestra web: www.hipertermia-malaga.es para ampliar información.

Si necesita alguna aclaración o tiene alguna duda, rellene nuestro formulario pulsando en el botón de debajo o escribanos a info@biomedicenter.com

Tengo una pregunta