Virus Epstein-Barr, como tratarlo de manera natural

virus Epstein-Barr, homeopatia, medicina natural

El virus Epstein-Barr también conocido como VEB (virus Epstein Barr), es muy común en humanos. Este virus pertenece a la familia de los Herpes (Herpes HHV-4), en este grupo podemos encontrar también el herpes simplex, el zoster y la varicela. Dicho virus puede provocar en ocasiones la mononucleosis o “enfermedad del beso”. Algunas estimaciones sujieren que entorno a un 95% de la población del mundo ha podido ser afectada en algún momento por este virus.

Este virus esta vinculado a varios trastornos del sistema inmune como pueden ser: el Lupus, la Esclerosis Multiple, Tiroiditis de Hashimoto y algunos tipos de cancer.

Minimizar el riesgo de que el Virus Epstein-Barr genere cancer

Puede ser tan simple como saber debemos comer, por lo que sería recomendable realizar una dieta e incorporar suplementos alimenticios y un tratamiento homeopático sencillo cuando la activación de los virus sea importante.

Para empezar hay que saber si el virus Epstein-Barr está activado en nuestro organismo, además también debemos conocer si tenemos una predisposición genética a contraer algún tipo de cáncer entonces podemos llevar a cabo ciertas medidas preventivas para desactivar la capacidad que tiene este virus y otros asociados como por ejemplos los del tipo herpes para provocar o potenciar los procesos tumorales que al principio se desarrollan bajo cuerda en el cuerpo sin ser percibidos o manifestados.

Si tiene ya síntomas o tiene el virus Epstein-Barr activado tendría que evitar alimentos tales como la leche de vaca, los huevos, el maíz, el azúcar y la harina blanca hasta que el problema sea resuelto. En todo caso tendría que evitar grasas insalubres y aceites refinados tales como el de canola y de soja.

Debe saber que la expresión genética que nos predispone a cualquier cáncer puede ser activada o desactivada de acuerdo a factores de nuestro estilo de vida y el medio ambiente (a esto se le ha dado el nombre de factores epigenéticos). De esta manera lo que comemos, bebemos, hacemos e incluso pensamos o sentimos determina nuestra expresión genética detonando ciertas mutaciones que están esperando ser expresadas. Tenemos que hacernos responsables de nuestra salud a muchos niveles, tanto mental como físicamente y así nuestro cuerpo nos los agradecerá.

Recuerde que después de la infección inicial por el virus Epstein-Barr, éste permanece en nuestro cuerpo para siempre y debe ser controlado e inactivo ya que si se reactiva puede provocar muchos problemas a largo plazo.

De esta manera es muy probable que hayamos sido expuestos a este virus tan común, y por tanto sería prudente incluir las recomendaciones señaladas en nuestro día a día y en nuestra dieta semanal. Puede tomar el control de este u otros patógenos y así reducir el riesgo de que el virus VEB pueda comprometer su salud.

Una de las primeras consecuencias de una activación de este virus es la enfermedad conocida como la “Mononucleosis”, también llamada la “Enfermedad del Beso”, porque se transmite a través de la saliva cuando besamos ya incluso desde edades muy tempranas cuando los niños están en la guardería. Normalmente esta enfermedad no reviste gravedad y puede presentar cuadros de dolor de garganta, inflamación de nódulos linfáticos, fiebre, dolores de cabeza y fatiga que puede convertirse en crónica. Aunque esta enfermedad no reviste normalmente mayores complicaciones, sí que a lo largo del tiempo deja al sistema inmune bastante agotado, con lo que indirectamente puede provocar otras muchas complicaciones.

¿Que soluciones existen para el virus Epstein bar?

Las soluciones tienen que ser múltiples tales como reforzar al sistema inmune, desintoxicar el cuerpo periódicamente drenando las toxinas, vitalizarlo con aporte de vitaminas, enzimas, oligoelementos y ácidos grasos esenciales y no esenciales como los omega 3, 6 y 9, con una dieta equilibrada reforzada con suplementos, y en los casos necesarios realizar tratamientos naturales con homeopatía o inmunoterapia.

Muchos compuestos naturales tiene la facultad de suprimir la actividad viral. Aquellos componentes que hay en la comida, en suplementos alimenticios, o aceites esenciales puede ser potentes antivirales y/o antibacterianos y pueden estimular nuestro sistema inmune y ayudar también al normal funcionamiento del hígado.

¿Necesita más información sobre el virus Epstein Barr y su tratamiento?

Llamenos al (+34) 952 368 146

o escribanos a: info@biomedicenter.net

También puede rellener el formulario a continuación con sus dudas preguntas o solicite una cita con uno de nuestros especialistas.

¿Qué plantas medicinales pueden ayudar contra el virus Epstein-Barr?

homeopatia, medicina natural, virus Epstein-Barr

  • Uña de gato: como poderoso antiviral.
  • Cilantro: que es fantástico para eliminar los metales pesados y que puede desactivar el EBV ya que tiene alto poder antiviral y antibacteriano.
  • La melisa: también específico contra el EBV y como antiviral general.
  • Raíz de Regaliz: que desactiva la capacidad de los virus de procrear creando un ambiente biológico inhóspito para los virus.
  • Perejil: potente anti-patógeno sobre todo para parásitos, bacterias y hongos.
  • Cúrcuma: gran antiinflamatorio, sobre para inflamaciones provocadas por el virus EBV.
  • Aloe Vera: como antiviral, antibacterial y antifúngico. Estudios han revelado su gran capacidad para eliminar patógenos relacionados con cáncer colorectales y estomacales.
  • Yodo: que protege la tiroides de virus tales como el EBV, así que incluye alimentos ricos en yodo en tu dieta.
  • Raíz de Bardana: que ayuda a la función hepática y elimina patógenos.
  • Alimentos silvestres: llenos de adaptógenos, lo que significa que nos ayuda a adaptarnos a diferentes circunstancias adversas dándonos más resistencias y que nos ayudan a retener vitaminas y minerales para tener más resistencia. Suponen una protección extra.
  • Astaxantin, luteína y quercitina, que han demostrado protegernos contra la activación del EBV.
  • Vitamina E y selenio: como suplementos ya que los virus tienden a gastar estos elementos fundamentales.
  • Vitamina B12: que protege los nervios y el cerebro del EBV.
  • Ácido Alfa-lipoico (ALA): como inhibidor de la NF-kB que es una proteína vinculada con diversos tipos de cáncer.
  • La NAC (N-Acetilcisteina): también reduce significativamente la activada de la NF-kB y es también un buen antiviral.
  • Vitamina D: que también inhibe el EBV, y que junto al NAC y ALA inhibe la NF-kB y reduce la inflamación que origina el virus. Es importante decir que bajos niveles de esta vitamina deprime el sistema inmune para luchar contra el virus y las células tumorales. De hecho, jóvenes con bajos niveles de vitamina D y con altos niveles de anticuerpos por EBV tiene un gran riesgo de desarrollar Esclerosis Múltiple.

Los principales ingredientes homeopáticos que inmunizan nuestro cuerpo son:

Las citoquinas son proteínas que organizan la comunicación entre las células de nuestro sistema inmune (linfocitos, macrófagos entre otras) y endocrino. Denominaciones genéricas de estas citoquinas son las interleuquinas, los interferones, los factores de crecimiento y las quimioquinas. Las citoquinas son la base de todo tratamiento inmunológico.

Ácidos Nucleicos bio-idénticos, porciones de información genética como si fueran instrucciones internas de las células, estos comandos biológicos de instrucción inhiben o modulan, según nuestra necesidad, ciertos genes característicos responsables de la patología. Podemos ilustrar esto con un ejemplo: durante una infección por virus herpes, éstos proliferan infectando el interior de las células usando los recursos genéticos dentro de ésta para reproducirse, pues bien estos ácidos nucleicos llevan la información necesaria al ADN y ARN de la célula infectada para bloquear o impedir la replicación de los virus en el interior de ésta.

Nuestros tratamientos homeopáticos y de medicina natural

Para tratar este virus y en general otros muchos como son los herpes virus (HHVs), el citomegalovirus (CMV), el virus de papiloma humano (HPV) entre otros se centran en fórmulas básicas que contienen citoquinas y ácidos nucleicos específicos para informar al sistema inmune de lo que tiene que hacer y tener como objetivo estas especies virales. Así se modula la respuesta inmune y se restaura el balance biológico de nuestro cuerpo.

Desde clínica Biomedic además de recomendar suplementos alimenticios incorporando algunos de los componentes anteriores más una dieta adecuada para no alimentar los microorganismos patógenos, también se prescriben medicinas homeopáticas creando un tratamiento homeopático contra virus específicos como el EBV.

No dude en solicitar más información sobre nuestra homeopatía para dar respuesta a su caso particular y poder enseñarle nuestros protocolos homeopáticos (con Micro-Inmunoterapia).

Si necesita alguna aclaración o tiene alguna duda, rellene nuestro formulario pulsando en el botón de debajo o escribanos a info@biomedicenter.com

Tengo una pregunta