Como prevenir el cancer2018-12-11T18:05:37+00:00

El cáncer es una enfermedad que por desgracia se está extendiendo más y más en la sociedad moderna, sobre todo en los países más desarrollados. Estadísticamente en las próximas décadas la incidencia mundial del cáncer será aplastante, de forma que en los próximos 20 años el cáncer podría aumentar en un 70% con respecto a los 14 millones de nuevos casos registrados en el 2012. Para más información ir a la página de la OMS para ver estadísticas.

Con estos datos podemos concluir que el mejor método para el tratamiento no sólo del cáncer sino de cualquier otra enfermedad es la prevención. Cuidar nuestra salud día a día es algo que muchos olvidamos pero en lo que hay que invertir ciertos esfuerzos y modificar algunos hábitos.

NUESTRAS RECOMENDACIONES Y CONSEJOS

Prevenir el cancer, chequeos periodicos

CHEQUEOS PERIODICOS

Lo fundamental en la prevención del cáncer son los chequeos periódicos, sobre todo para ciertos tipos de cánceres que estadísticamente se producen con mayor frecuencia y sobre todo en ciertas edades tales como: los cánceres de mama en mujeres, de próstata en hombres y de pulmón e hígado en aquellos con historial familiar anterior y que tengan o hayan tenido el hábito del tabaquismo y el alcoholismo respectivamente.

También se recomienda que en dichos chequeos se incluyan la detección de los siguientes patógenos que pueden desencadenar en distintos tipos de cáncer:

  • El Virus Epstein-Bar (VEB), que se transmite por la saliva principalmente, puede originar ciertos linfomas, leucemia y cáncer eso-faríngeo.
  • El virus del Papiloma Humano (VPH), de transmisión sexual, puede provocar cáncer de cuello de útero en la mujer y de pene en el hombre.
  • Los virus de la hepatitis B y C, que se pueden transmitir por transfusión de sangre, pueden provocar cáncer de hígado.
  • También el virus del Sida, aunque el Sida por si mismo es una enfermedad grave, puede hacer aumentar la posibilidad de ciertos tipos de cáncer entre los que puede ser el de cérvix.
  • La bacteria Helicobacter Pylori puede ocasionar cáncer de estómago, principalmente.

Fuente: Organización mundial de la salud

Prevención del cancer, causas genéticas

FACTORES GENÉTICOS A TENER EN CUENTA

En este sentido habría que preguntarse, ¿tengo alguna predisposición genética a contraer cáncer o hay alguna mutación genética hereditaria que me condiciona para tener algún tipo de cáncer? Primero habría que mirar los casos de cáncer dentro de nuestra familia de forma directa o indirecta. Si es así es muy posible que tengamos ya ciertas mutaciones que pueden aumentar la probabilidad de contraer ciertos tipos de cáncer.

En el caso de que haya alguna posibilidad genética de padecer esta enfermedad, el siguiente paso tendría que ser confirmar esa predisposición con un test genético adecuado para saber de qué mutaciones estaríamos hablando, ya que hay tratamientos para inhibir esas mutaciones y poder minimizar su expresión a medio-largo plazo.

Prevención de enfermedades, alimentación y nutrición

NUTRICIÓN

Es muy recomendable alcalinizar y anti-oxidar nuestro cuerpo aportando en nuestra dieta alimentos que elevan nuestro pH y disminuyan el nivel de oxidación general del cuerpo.

Debemos tener en cuenta tanto que alimentos debemos agregar a nuestra dieta diaria como que alimentos debemos eliminar de la misma:

¿QUÉ DEBO ELIMINAR DE MI DIETA DIARIA?

Debemos de evitar a toda costa alimentos procesados por su alto impacto en nuestra salud a largo plazo, evitar la leche de vaca (es recomendable sustituirla por leches de origen vegetal como la leche de avena, de almendra o coco), el azúcar blanco refinado y la harina blanca (altamente procesados hoy en día porque han sufrido un gran proceso de industrialización). También tenemos que evitar en lo posible el cerdo, las carnes rojas y el marisco por su alto nivel de acidez.

¿QUÉ DEBO AÑADIR EN MI DIETA PARA UNA CORRECTA ALIMENTACIÓN?

VERDURAS:

El brócoli, las espinacas, coles de Bruselas, coliflor, apio, pepino, judías verdes, remolacha, zanahoria, alfalfa, ajo, cebolla, rábanos, calabaza, algas tales como la espirulina y clorela, berro, brotes de trigo verde y un largo etc. No es casualidad que casi todas estas verduras tienen hojas verdes por su contenido en clorofila.

FRUTAS:

Frutas del bosque como fresas, grosellas, frambuesas, aguacate, manzana, cerezas, uvas, pomelo, limón, naranja, melón, nectarina, piña, tomate, muchas frutas tropicales como el plátano y la papaya.

PESCADO:

Aquellos que aporten omega 3, 6 y 9. Tales como el salmón, sardinas, boquerones, caballa, salmonete, trucha, atún o el bacalao. La forma de preparación recomendada es a la plancha evitando los fritos en lo posible.

CARNES Y PROTEÍNAS:

Las carnes son buena fuente de proteína y energía, preferiblemente debe ser orgánica o de granjas ecológicas, de este modo evitamos ingerir hormonas, antibióticos y otros elementos de engorde acelerado. Preferiblemente tomar pollo orgánico o ecológico y distanciar el consumo de carnes rojas en el tiempo, por ejemplo una vez cada dos semanas.

Hay proteínas alcalinizantes de origen vegetal que puede compensar el no ingerir demasiada carne: Almendras, mijo, tofu, castañas.

FRUTOS SECOS:

Los más recomendables son los pistachos, nueces y las almendras, y las frutas desecadas como uvas y ciruelas pasas.

ESPECIAS:

Canela, jengibre, el curry, el chile, la mostaza, sal marina sin refinar y una gran variedad de hierbas.

EDULCORANTES:

La stevia que es también alcalinizante es una buena opción.

MINERALES:

Calcio, magnesio, potasio y sodio.

Prevención del cáncer, aspectos psicológicos

PSICOLOGÍA Y ESTADO ANÍMICO

Mantener un equilibrio psicológico es muy importante para nuestro organismo y para nuestra salud. El estrés, la ansiedad, estados de nerviosismo extremo o agudo, la depresión y otras alteraciones de nuestro estado de animo pueden incidir directamente sobre nuestro sistema inmunológico y linfático, pudiendo desencadenar en algún tipo de cáncer u otra patología o enfermedad. La contaminación acústica es otro factor que provoca alteraciones psicológicas.

¿QUÉ PODEMOS HACER PARA UN EQUILIBRIO PSICOLÓGICO IDEAL?

  • Las relaciones sociales (amigos, familiares, etc) son un factor importante ya que nos permite transmitir determinados problemas personales que no debemos reprimir (traumas, problemas laborales y personales, fobias y otros).
  • Escapadas a zonas rurales o libres de ruidos y paseos por la playa.
  • Practicar algún deporte (footing, natación, bicicleta) genera endorfinas que son muy favorables para nuestro estado psicoemocional.
  • Los ejercicios de respiración también nos ayudan a controlar el estrés, el nerviosismo y la ansiedad.

Existen varias técnicas de relajación y psicoterapéuticas como el EFT, la terapia psicoemocional, entre otras. Aunque estas deben ser administradas por psicoterapeutas profesionales.

Prevenir el cáncer haciendo deporte y ejercicio físico

EJERCICIO FÍSICO

El ejercicio físico forma parte de un estilo de vida saludable, además, tiene un gran efecto preventivo y beneficioso contra muchas enfermedades, incluidas las tumorales. Del mismo modo, regula nuestro sistema linfático, se eliminan toxinas, se oxigena el organismo, estimula la circulación sanguínea y se generan endorfinas, muy beneficiosas para nuestro estado de animo. Por otra parte la acumulación de grasa y la obesidad derivada de una vida sedentaria y una mala dieta tiene una relación con el cáncer como factor causal en un 20% de los casos de acuerdo con muchos estudios médicos en todo el mundo.

Hay que realizar ejercicio físico regular de acuerdo con nuestras posibilidades físicas, con nuestra edad, nuestra anatomía y fisiología y con nuestra experiencia de entrenamiento.

ENTRE 18 Y 30 AÑOS

Se trata de una edades en las que el cuerpo está plenamente funcional y se pueden ir realizando ejercicios cada vez más duros teniendo en cuenta la experiencia y el tiempo de entrenamiento del individuo, así como su condición física previa. Para personas básicamente sanas de esta franja de edad, además de la posibilidad de ir a gimnasios y dejarse asesorar por un preparador, se recomiendan deportes aerobicos como la natación, ciclismo y footing aumentando de intensidad gradualmente, siempre y cuando no se tengan lesiones previas sobre todo en espalda, piernas y pies.

ENTRE 31 Y 45 AÑOS

Prácticamente se pueden realizar los mismos ejercicios que el punto anterior, a partir de los 39 o 40 años es muy recomendable el ejercicio físico controlado para todo el mundo, con moderación y responsabilidad, evitando el sobreesfuerzo o la saturación. Realizarlos en días alternos (por ejemplo lunes, miércoles y viernes, descansando el fin de semana) con un máximo de duración de 60 minutos dependiendo del tipo de ejercicio.

ENTRE 46 Y 55 AÑOS

Para aquellas personas que no realizan ni han realizado nunca ejercicio, lo mejor para estas personas es la natación ya que favorece el riego sanguíneo y no sobrecarga la espalda, favoreciendo la musculatura de espalda y articulaciones. También realizar paseos diarios si es posible de una hora aproximadamente siempre en un lugar o medio ambiente limpio como un parque, el campo y a lo largo de la playa. En ningún caso a lo largo de una calle transitada y una carretera debido a la contaminación por los humos de los vehículos.

ENTRE 56 Y 65 AÑOS

Existen ejercicios que se pueden realizar en casa sin aparatos ni equipamiento alguno: extensiones de brazos y piernas sentado y de pie, rotación de tronco y ejercicios de elasticidad para estimular los músculos. También buenas caminatas de entre 30 minutos a 1 hora a un ritmo acelerado (en la medida que nos sea posible, tan solo se trata de andar un poco más rápido de lo habitual) son altamente recomendables. Lo idóneo son lugares donde no exista contaminación (campo, parques, playas, etc), con ello ganaremos una oxigenación más eficiente.

A PARTIR DE LOS 66 AÑOS

Ejercicios de brazos y piernas muy leves son muy adecuados para facilitar la circulación sanguínea y linfática, otros ejercicios de baja intensidad y sobre todo pasear al menos durante 30 minutos al día, puede hacerse sin recorrer largas distancias.

Aquellas personas que padezcan algún tipo de incapacidad, deben contar con el asesoramiento de un entrenador o preparador personal junto con personal medico para asesorarle en cada caso.

¿MÁS INFORMACIÓN SOBRE COMO PREVENIR EL CANCER U OTRAS ENFERMEDADES?

Llamenos al

+34 952 368 146

O si lo desea puede rellenar nuestro formulario de consultas, nuestros especialistas analizaran sus dudas y aclararan todas sus preguntas.

I accept Privacy policy