Alimentos inflamatorios que debes evitar

Las cifras sobre enfermedades de la Organización Mundial de la Salud revelan que el cáncer y las enfermedades cardiovasculares son motivos de muerte en todo el mundo. Ambos tipos de enfermedades son la manifestación de una inflamación crónica, y sin duda, se convertirán en la principal causa de muerte en un futuro próximo para todos los países desarrollados.

Sin embargo, tenemos una ingente cantidad de pruebas que confirman que están condicionadas por nuestro estilo de vida. Con cada bocado que ingerimos estamos equilibrando la balanza ya sea para aumentar o para disminuir los compuestos anti-inflamatorios en el cuerpo.

Además de la incorporación de alimentos anti-inflamatorios naturales en nuestra dieta, también es igualmente importante evitar o reducir los alimentos que sabemos que promueven la inflamación.

alimentos inflamatorios, inflamacion cronica

Consejos alimenticios

1. Azúcares
La ingesta de azúcar excesivo causa caries dental y se ha relacionado con un mayor riesgo de obesidad, inflamación y enfermedades crónicas tales como el síndrome metabólico y la diabetes tipo 2. Recientemente, se ha demostrado también que el azúcar, así como los lácteos, son causas del acné.

2. Aceites culinarios
Los aceites vegetales para cocinar que se utilizan en muchos hogares y restaurantes tienen ácidos grasos muy altos en omega-6 y tristemente bajos en omega-3. Una dieta que se basa en omega-6 promueve la inflamación y genera enfermedades inflamatorias cardiovasculares y cáncer.

3. Grasas Trans
Las grasas trans son conocidas por su efecto doble: por una parte aumenta los niveles del colesterol “malo” al tiempo que reduce los niveles del colesterol “bueno”. Pero eso no es todo, también promueven la inflamación, la obesidad y la resistencia a la insulina, preparando el terreno para que tengan lugar enfermedades degenerativas.

4. Productos Lácteos
Se calcula que en torno al 60% de la población mundial no puede digerir la leche. De hecho los investigadores piensan que ser capaz de digerir la leche después de la infancia es anormal y no al contrario. La leche también es un alérgeno común que puede desencadenar respuestas inflamatorias, tales como dolor de estómago, estreñimiento, diarrea, erupciones en la piel, acné, urticaria y dificultad para respirar.

5. Carne de criadero
La carne producida para su comercialización se alimenta con granos de soja y maíz, una dieta con alto contenido en ácidos grasos omega-6 y baja en grasas omega-3 (anti-inflamatorias). Para acelerar el crecimiento de estos animales se inyectan hormonas y antibióticos.

6. Carne roja y Carne procesada
Investigadores de la Escuela de Medicina de la Universidad de San Diego en California descubrieron que la carne roja contiene una molécula que los seres humanos no producen naturalmente llamada Neu5Gc. Después de su ingesta el cuerpo desarrolla anticuerpos anti-Neu5Gc como una respuesta inmune que puede desencadenar una respuesta inflamatoria crónica. Puede ser de un nivel bajo pero la inflamación latente no desaparece y se ha relacionado con el cáncer y las enfermedades del corazón.

El vínculo entre el consumo de carne procesada y cáncer es muy fuerte. En el informe de 2007 del Fondo Mundial de Investigación del Cáncer y el Instituto Americano para la Investigación del Cáncer, la carne procesada se perfila como una causa convincente de los cánceres de colon y recto, y posiblemente del esófago y los pulmones. La carne procesada incluye productos de origen animal que han sido ahumados, curados, salados o conservados químicamente.

7. Alcohol
El consumo regular creciente de alcohol causa irritación y inflamación del esófago, la laringe y el hígado. Con el tiempo, la inflamación crónica promueve el crecimiento de tumores y da lugar a cáncer en lugares de irritación continua.

8. Grano refinado
Una gran cantidad de los granos que comemos hoy en día son refinados. Carecen de fibra y vitamina B, el germen y la capa de aleurona intacta. Los granos refinados tienen un mayor índice glucémico de los granos sin procesar y cuando se consumen con frecuencia pueden acelerar la aparición de enfermedades degenerativas, coronarias y diabetes.

9. Aditivos alimentarios artificiales
Algunos Aditivos alimentarios artificiales como el aspartamo y el glutamato monosódico desencadenan respuestas inflamatorias, sobre todo en personas que ya sufren de enfermedades inflamatorias como la artritis reumatoide.

Fuente: theconsciouslife.com

Si necesita alguna aclaración o tiene alguna duda, rellene nuestro formulario pulsando en el botón de debajo o escribanos a info@biomedicenter.com

Tengo una pregunta

About the Author:

David Lopez, responsable del departamento de atención al paciente. Es la persona encargada de aclarar todas las dudas y preguntas de nuestros pacientes. Psicoterapeuta especializado en diversas técnicas y terapias.

Leave A Comment